domingo, 26 de mayo de 2013

¿Y si hago... un CURSO EN ALMA`S CUPCAKES Y MI PRIMER LAYER CAKE?



Lo reconozco, estoy enamorada de los LAYER CAKES! ¿No me digais que no son preciosos?
Cada vez que entro en el blog de Sweetapolita y los veo, me quedo con la boca abierta y grito "¡¡¡quiero hacer uno igual!!!" (o por lo menos algo que se parezca).
Pero era algo que hasta ayer me daba un poco de miedo, por más que he visto tutoriales no me atrevía a hacerlos. Necesitaba ver in situ como nivelar el bizcocho, alisar la buttercream, realizar la decoración,etc,etc...

Y entonces,llegó mi salvadora... ¡Alma Obregón! la sorpresa que me lleve cuando ví en el calendario de cursos para el mes de mayo, uno de layer cake y manga pastelera. ¡Ay, daba saltos de alegría en la silla!
Después de dos meses de espera, ayer por fin llegó y tuve el curso. ¡Fue espectacular!, las expectativas que llevaba las superó con creces.


Alma es encantadora y genial. Es cercana, simpática y tan natural, que parece que la conoces de toda la vida. Tiene la capacidad de no perder nunca la sonrisa y la paciencia aunque le estemos preguntando todos los alumnos a la vez, jejejeje. Nos enseñó varias técnicas de decoración con la manga pastelera, realización de distintas buttercream, horneado de bizcocho, relleno, alisado y decoración del layer cake y unos cuantos trucos que agradeceré por mucho tiempo.


Y que decir de su mami... ¡es total!. Desde que entras por la puerta te hace sentir como en casa y esta continuamente pendiente de ti. Creo que los cursos no serían lo mismo sin ella, añade un toque de familiaridad y dulzura que hace que estés super a gusto.
No quiero olvidarme de su padre y su paciencia. Cuando acabamos el curso, fuimos la mayoría a la tienda y le volvimos loco, pero allí aguantó como un campeón, ¡gracias!
Como podéis ver en mis palabras, salí encantada y contentísima de allí. Lo que aprendí, compañeros, Alma y familia fue de diez.
Ahora estoy deseando que llegue el próximo cumple o celebración para poder hacer mi siguiente layer cake. Creo que me va enganchar, jejejej..... (aunque todavía me queda aprender y perfeccionar la técnica un montón)

Siento no poner foto del corte, pero esta tarta quiero entregársela a AFA ALCALA para los profesionales que trabajan allí, los enfermos y los cuidadores que se lo merecen todo. Espero que les guste.



Mil besos!!!

Pd: Ya lo han probado las chicas de AFA ALCALA y ¡ les ha encantado!¡Que ilusión me hace! Muchísimas gracias por vuestros comentarios, ¡ sois geniales!



Sory


sábado, 18 de mayo de 2013

¿Y si hago... TRENZA DE BRIOCHE?




Hace tiempo me compré un libro con recetas de pan, bollos y otras masas. Y es que el pan está tan, tan, tan bueno...... ¿No os parece una delicia el olor a pan recién horneado? Cuando voy andando y paso por al lado de una panadería que acaba de hornear pan, mi cerebro deja de funcionar, y como si el olor  fuese la melodía del flautista de Hamelín, lo sigo hasta el mismo mostrador y, por más que intento resistirme no lo consigo, y acabo comprando una barra!!! ¿a vosotros no os pasa?. Pero lo peor de todo es que todavía estoy pagando y ya tengo en la boca un trozo. Y es que el pan es como las pipas, que pellizco a pellizco, cuando me quiero dar cuenta, me he comido más de media barra. Luego tengo la cara dura de llegar a casa y decir que he comprado el pan, y con lo que queda de ella no da ni para un montadito ^_^


El otro día me levanté con ganas de pan y me acordé del libro, así que fui a por él directa con la intención de hacer alguna de sus recetas. Después de varios minutos ojeando las páginas, di con unas trenzas de brioche que tenían mi nombre, no me lo pensé dos veces y me puse manos a la obra (bueno antes me aseguré de tener todos los ingredientes, jajaja)




La receta es fácil y tampoco lleva muchos ingredientes, lo único que hay que tener paciencia porque necesita bastante tiempo de reposo. Es un bollito poco pesado y que te lo terminas sin darte cuenta. De sabor y textura es bastante suave y no está muy dulce. Es ideal para el desayuno o la merienda con mantequilla y mermelada.

Os dejo la receta y cuidado con pasear cerca de una panadería sino queréis caer en la tentación :-)

Feliz fin de semana!

Sory



TRENZA DE BRIOCHE 
  • 250 ml de leche entera.
  • 100 ml de aceite de girasol o de oliva suave.
  • 650 gr de harina de fuerza.
  • 40 gr de levadura fresca prensada.
  • 2 huevos.
  • 60 gr de azúcar.
  • 1 cucharadita 1/2 de sal.
Para el pintado:
  • 1 huevo.
  • Azúcar.
  • Agua.
Templamos la leche, la vertemos en un recipiente e incorporamos la levadura  desmenuzada. Removemos hasta que este totalmente disuelta en la leche.
Incorporamos el azúcar, aceite y los huevos batidos. Mezclamos bien todo los ingredientes y reservamos.
En otro recipiente tamizamos la harina junto a la sal. Hacemos un agujero en medio, en el cual añadimos la mezcla que teníamos reservada.
Comenzamos a mezclar con una cuchara de madera. Llegará un momento en que nos resultará difícil moverla, entonces seguiremos haciéndolo con los manos sobre la mesa. Amasaremos hasta que conseguir una masa firme y nada pegajosa (si fuese necesario añadiremos algo más de harina mientras amasamos).
Una vez consigamos nuestra bola de masa, la meteremos en un recipiente, tapamos con un trapo, la colocamos en un lugar sin corrientes de aire (por ejemplo microondas) y dejaremos reposar durante una hora hasta que doble su tamaño.
 

Cuando haya doblado su tamaño, dividiremos la masa en varias partes. Yo hice 6 bolitas pero podéis hacer más o menos en función del tamaño de las trenzas que os apetezcan hacer.
Ahora toca hacer algo de  manualidades. Cogemos una de las porciones y la dividimos en dos partes, una de ellas el doble de grande de la otra. Hacemos dos rollitos, el de la parte más grande tiene que ser el doble de largo que el de la más pequeña.
En la foto no es el doble de grande porque la masa tienden a encogerse en cuanto la dejas en reposo
Una vez tengamos los dos rollitos, con el más grande hacemos una "U" invertida y en el medio ponemos el rollito más corto.

Y ahora empezamos a trenzar como si fueran tres mechones de pelo. Cuando lleguemos al final, los bordes los meteremos hacia dentro para que no queden sueltos y se nos abra la trenza.

Las vamos colocando en la bandeja del horno, que previamente hemos cubiertos con papel de hornear. Ahora volvemos a dejarlas reposar durante otra hora hasta que vuelvan a doblar su volumen, recordar, siempre en un lugar sin corriente.
Transcurrida la hora, las pintaremos. Para ello, batiremos un huevo y con un pincel lo repartimos entre todas las trenzas.
Precalentamos el horno a 200º.
Para darla un toque más dulce, pondremos en un cuenco, 8/10 cucharadas de azúcar con dos cucharadas de agua(hasta conseguir una textura como la pasta de dientes) y con la cuchara la dejaremos caer a lo largo de cada trenza. Si no has echado mucho agua, se quedarán como piedrecitas de azúcar similares a la del roscón, que están muy buenas cuando te las encuentras!!!!!!.
Las metemos al horno, con calor arriba y abajo, y horneamos durante 20 minutos. Si ves que se te están dorando mucho, puedes poner papel de aluminio por encima ;-). 
Pasados los 20 minutos, las sacamos del horno y dejamos enfriar.


viernes, 10 de mayo de 2013

¿Y si hago..... un ANGEL FOOD CAKE?


Cuando entré en el universo de la repostería, porque un mundo se queda pequeño para todo lo que puedes hacer, aprender, comprar, leer..., al primer sitio donde acudí fue a internet. Entonces fue cuando comencé a ver las infinitas recetas, utensilios y palabras raras (buttercream, frosting, fondant...) que rodeaba todo esto.
Y claro, la cabeza llega un momento que te da vueltas y no dejas de ver cupcakes, galletas, tartas, pasteles...... Así que al final, optas por la opción de buscar una receta que no tenga ingredientes que eres incapaz de pronunciar o que no sabes si se compran en un supermercado o en una farmacia, que no necesites utensilios que hasta ese momento si te los hubiesen nombrado los hubieras utilizado para arreglar el coche y que sobre todo no corras el riesgo, por tu falta de experiencia, de que tu horno salga ardiendo... o lo que es peor, que sufras una intoxicación!
¿Y la alegría que te llevas cuándo haces tu primera receta y no hace falta que la utilices como tabla de cortar? Y sin darte cuenta, amiga mía, te has enganchado. En mi caso, seguí investigando y... oye... cada vez me sonaban menos a chino las cosas!!!
Todavía me acuerdo del día que descubrí el ANGEL FOOD CAKE, se me pusieron los ojos como platos e inmediatamente lo apunté en mi cuaderno de recetas pendientes.


Llegó el día y, preparada con receta en mano, me propuse hacerlo. En El Rincón de Bea hay un post  muy bien explicado sobre cómo hacerlo. A primera vista puede parecer un simple bizcocho, pero ufffffffff cuando das el primer mordisco y mientras se te cae una lágrima, te repites mil veces "¿por qué he tardado tanto en hacerlo?, ¿por qué he tardado tanto en hacerlo...? y de repente surge el amor ^.^
Voy a parecer una loca, lo sé, pero es un bocado tan suave, esponjoso, delicado, dulce..... y ahora mismo "trending topic" dentro de mis bizcochos preferidos.
Es un bizcocho muy fácil y rápido de hacer pero hay que tener mucho cuidado con el batido de las claras. Si lo batimos poco, no conseguiremos que se incorpore el suficiente aire. Y si nos pasamos, las claras quedarán secas y se desinflaran.
Lo ideal es hacerlo en el molde especifico para ello. Es un molde que tiene unas patitas, porque el Angel Food Cake necesita enfriar boca abajo. Pero no os preocupéis, que el no tenerlo no va a evitar que vosotros también os acabéis enamorando. Se puede sustituir por un molde de tubo y no antiadherente.
Cuando lo saquéis del horno, tened a mano una botella de vino o un embudo o algo que podáis encajar en el agujero del molde y que mantenga elevado el bizcocho.



Os dejo la receta y solo quiero deciros que, si decidís hacerlo, no habrá marcha atrás y este bizcocho pasará a formar parte de vuestra familia. Luego no me echéis en cara que no os avisé :-P

¡¡¡¡Feliz fin de semana!!!!

Sory

ANGEL FOOD CAKE (molde de 18 cm)
  • 9 claras de huevo (en Mercadona venden botes de claras pasteurizadas que son perfectos, indican justo 9 claras y son de 300gr por lo tanto cada clara pesa 33 gr)
  • 100 gr de harina todo uso
  • 200 gr de azúcar
  • 1/4 cucharadita de sal
  • 1 cucharadita de cremor tartaro
  • 2 cucharaditas de extracto de vainilla
  • 2 cucharaditas de extracto de almendras (opcional)
Precalentar el horno a 170º.
Tamizamos la harina y el azúcar por separado, unas cuatro veces. Cuantas más veces mejor, así conseguiremos una textura más fina.
Ponemos las claras en un recipiente y tamizamos el cremor tártaro y la sal sobre ellas, comenzamos a batir.
Batiremos las claras poco a poco y cuando empiecen a espumar iremos subiendo la velocidad. Seguiremos batiendo a velocidad media-alta hasta que las claras estén blancas y esponjosas. Para comprobar que están en el punto perfecto, comprobaremos que en las varillas se forman picos blandos y que caen hacia un lado.
En este momento, seguiremos batiendo a la misma velocidad y comenzaremos a incorporar el azúcar ( 2 cucharadas cada 15 segundos). Conseguiremos el punto exacto, cuando las claras estén brillantes, totalmente firmes y se queden picos derechos hacia arriba sin caerse.
Ahora añadimos los extractos y batiremos durante un minuto más. 
A continuación, incorporaremos la harina tamizada en dos veces, pero antes de incorporarla volveremos a tamizar. Este paso lo haremos a mano con una espátula de silicona, haciendo movimiento circulares desde el centro hacia fuera y girando a la vez el recipiente.
Echaremos la mezcla sobre el molde y alisaremos para que quede igualado, aunque esto no tiene que quedar perfecto porque luego será la base.
Horneamos durante 40 minutos con calor arriba y abajo, comprobamos con un palito pinchando en el centro que esta seco. Si sale húmedo o con trocitos pegados, lo dejaremos otros cinco minutos mas. Nunca hornear más de 50 minutos.
Mientras lo horneamos, el bizcocho subira mucho pero no te preocupes que bajará un poco al final de la cocción.
Tan pronto lo saquemos del horno, le daremos la vuelta al molde (recuerda sino tienes el molde con patitas, ten a mano la segunda opción) y lo dejaremos enfriar durante una hora o hasta que el molde este frío.
Para desmoldarlo pasaremos una espátula o cuchillo alrededor del molde y de una sola vez. Ahora lo dejaremos enfriar totalmente, boca abajo, sobre una rejilla.


Notas:

  • Lo podemos servir espolvoreado de azúcar glass, acompañado de helado de vainilla, con sirope de chocolate, con frutas, etc.
  • Puedes utilizar otro tipo de extractos, como almendras, avellana, limón, naranja....
  • Asegúrate bien de que ni el bol donde batas las claras, ni las varillas tienen grasa, esto haría que se pegara a las paredes y que no subiese la masa.
  • Queda totalmente PROHIBIDO engrasar el molde. Puedes poner un papel de hornear recortado con el tamaño de la base.
  • El cremor tártaro se utiliza para estabilizar las claras y también para rebajar el PH de la mezcla, haciendo que la miga sea mucho más blanca.




miércoles, 1 de mayo de 2013

Mi primera entrada chispas. BROWNIE EN CINCO MINUTOS



Después de mucho tiempo meditándolo y algún que otro empujoncito para animarme, he decidido abrir un blog. Y si alguien pensaba que esto era fácil, ayyyyyy amigo mío que equivocado estas. Primero esta el nombre, empiezan a surgirte miles de ellos de los cuales el 80% están ya activos, el 10% son absurdos, horteras, combinaciones imposibles o impronunciables, el 4% de lo que se te ocurre no te gusta y este es el punto en el que comienzas a desesperarte. Vas por la calle, ves un cartel luminoso y piensas "¿Quedaría bien como titulo de mi blog?", mientras conduces ves una pegatina pegada en el coche que tienes delante y se te ocurre "uy, podría llamar a mi blog pastel a bordo". En fin, que de repente un día cuando menos te lo esperas te está esperando en la puerta de tu casa, con un lacito rojo y un cartel que dice "Soy tu nombre de blog, cuidame y quiereme" y se te caen unos lagrimones igual de grandes que albaricoques.
Pues ya tenemos el nombre, siguiente paso crearlo y diseñarlo, esto no llega a ser muy complicado, aunque te peleas durante alguna hora que otra con el fondo, color, tipo de letra, etc consigues salir vivo y sin ninguna herida de guerra. Pero todavía no sabes que te queda lo peor, enlazar tu blog con otras redes sociales!!!!!!!!! ¿No se supone que esta hecho para que cualquier mortal sea capaz de hacerlo? Pues creo que soy demasiado torpe porque me ha llevado más de 4 horas y algún que otro dolor de cabeza.


Y por fin lo he conseguido!!!!! Lo tengo aquí delante y no se por donde cogerlo, ahora empiezan a surgirte otras dudas ¿cuál es la primera receta que pongo? ¿que tipo de letra uso? ¿que fotos subo?....... Así que he decido cerrar los ojos, taparme la nariz y tirarme a la piscina. Y como si no hubiera un mañana he empezado a escribir. 

He decidido poner como primera receta una fácil, sencilla y para toda la familia. En internet podréis ver muchisimas versiones de ella pero a mi personalmente la que más me ha gustado es la de La Receta de la Felicidad (otro día os hablaré de mis blogs preferidos), lo único que he variado, es en las cantidades de Nutella, cuantas más mejor ^.^. Lo bueno que tiene este brownie-taza es que se hace muy rápido, no hace falta encender el horno, no tienes porque ser un gran entendido en la materia y además se puede hacer a ojo!!! 

Bueno os dejo la receta y espero que os guste tanto como a mi. Por cierto ¡ Feliz día del trabajador!

Sory


INGREDIENTES (para 3 tazas)
  • 1 Huevo
  • 4 Cucharadas de harina
  • 4 Cucharadas de azúcar
  • 3 Cucharadas de cacao en polvo
  • 5 Cucharadas de Nutella
  • 6 Cucharadas de leche
  • 3 Cucharadas de aceite (yo usé de girasol porque el de oliva me resulta para fuerte para postres)
  • 1/4 cuchara de café de levadura química
  • 6 caramelos blandos, tipo toffe
1. Mezclamos todos los ingredientes en un bol.
2. Repartimos la masa en varias tazas, recuerda no llenar las tazas más de la mitad, sino corres peligro de que se desborde cuando lo cocines.
3. Una vez repartida la masa, introducimos dos caramelos por taza.
4. Por último lo metemos en el microondas a potencia máxima durante 1 minuto y medio aproximadamente. 

Notas:
Las cucharadas no se miden con la cuchara medidora. He utilizado una cuchara sopera y he dejado que se hiciera "montañita" con cada ingrediente (en el caso de los líquidos es imposible, solo puedes dejar que rebose jejeje)
Es aconsejable tomarlo caliente o templado y con una bola de helado.