sábado, 18 de mayo de 2013

¿Y si hago... TRENZA DE BRIOCHE?




Hace tiempo me compré un libro con recetas de pan, bollos y otras masas. Y es que el pan está tan, tan, tan bueno...... ¿No os parece una delicia el olor a pan recién horneado? Cuando voy andando y paso por al lado de una panadería que acaba de hornear pan, mi cerebro deja de funcionar, y como si el olor  fuese la melodía del flautista de Hamelín, lo sigo hasta el mismo mostrador y, por más que intento resistirme no lo consigo, y acabo comprando una barra!!! ¿a vosotros no os pasa?. Pero lo peor de todo es que todavía estoy pagando y ya tengo en la boca un trozo. Y es que el pan es como las pipas, que pellizco a pellizco, cuando me quiero dar cuenta, me he comido más de media barra. Luego tengo la cara dura de llegar a casa y decir que he comprado el pan, y con lo que queda de ella no da ni para un montadito ^_^


El otro día me levanté con ganas de pan y me acordé del libro, así que fui a por él directa con la intención de hacer alguna de sus recetas. Después de varios minutos ojeando las páginas, di con unas trenzas de brioche que tenían mi nombre, no me lo pensé dos veces y me puse manos a la obra (bueno antes me aseguré de tener todos los ingredientes, jajaja)




La receta es fácil y tampoco lleva muchos ingredientes, lo único que hay que tener paciencia porque necesita bastante tiempo de reposo. Es un bollito poco pesado y que te lo terminas sin darte cuenta. De sabor y textura es bastante suave y no está muy dulce. Es ideal para el desayuno o la merienda con mantequilla y mermelada.

Os dejo la receta y cuidado con pasear cerca de una panadería sino queréis caer en la tentación :-)

Feliz fin de semana!

Sory



TRENZA DE BRIOCHE 
  • 250 ml de leche entera.
  • 100 ml de aceite de girasol o de oliva suave.
  • 650 gr de harina de fuerza.
  • 40 gr de levadura fresca prensada.
  • 2 huevos.
  • 60 gr de azúcar.
  • 1 cucharadita 1/2 de sal.
Para el pintado:
  • 1 huevo.
  • Azúcar.
  • Agua.
Templamos la leche, la vertemos en un recipiente e incorporamos la levadura  desmenuzada. Removemos hasta que este totalmente disuelta en la leche.
Incorporamos el azúcar, aceite y los huevos batidos. Mezclamos bien todo los ingredientes y reservamos.
En otro recipiente tamizamos la harina junto a la sal. Hacemos un agujero en medio, en el cual añadimos la mezcla que teníamos reservada.
Comenzamos a mezclar con una cuchara de madera. Llegará un momento en que nos resultará difícil moverla, entonces seguiremos haciéndolo con los manos sobre la mesa. Amasaremos hasta que conseguir una masa firme y nada pegajosa (si fuese necesario añadiremos algo más de harina mientras amasamos).
Una vez consigamos nuestra bola de masa, la meteremos en un recipiente, tapamos con un trapo, la colocamos en un lugar sin corrientes de aire (por ejemplo microondas) y dejaremos reposar durante una hora hasta que doble su tamaño.
 

Cuando haya doblado su tamaño, dividiremos la masa en varias partes. Yo hice 6 bolitas pero podéis hacer más o menos en función del tamaño de las trenzas que os apetezcan hacer.
Ahora toca hacer algo de  manualidades. Cogemos una de las porciones y la dividimos en dos partes, una de ellas el doble de grande de la otra. Hacemos dos rollitos, el de la parte más grande tiene que ser el doble de largo que el de la más pequeña.
En la foto no es el doble de grande porque la masa tienden a encogerse en cuanto la dejas en reposo
Una vez tengamos los dos rollitos, con el más grande hacemos una "U" invertida y en el medio ponemos el rollito más corto.

Y ahora empezamos a trenzar como si fueran tres mechones de pelo. Cuando lleguemos al final, los bordes los meteremos hacia dentro para que no queden sueltos y se nos abra la trenza.

Las vamos colocando en la bandeja del horno, que previamente hemos cubiertos con papel de hornear. Ahora volvemos a dejarlas reposar durante otra hora hasta que vuelvan a doblar su volumen, recordar, siempre en un lugar sin corriente.
Transcurrida la hora, las pintaremos. Para ello, batiremos un huevo y con un pincel lo repartimos entre todas las trenzas.
Precalentamos el horno a 200º.
Para darla un toque más dulce, pondremos en un cuenco, 8/10 cucharadas de azúcar con dos cucharadas de agua(hasta conseguir una textura como la pasta de dientes) y con la cuchara la dejaremos caer a lo largo de cada trenza. Si no has echado mucho agua, se quedarán como piedrecitas de azúcar similares a la del roscón, que están muy buenas cuando te las encuentras!!!!!!.
Las metemos al horno, con calor arriba y abajo, y horneamos durante 20 minutos. Si ves que se te están dorando mucho, puedes poner papel de aluminio por encima ;-). 
Pasados los 20 minutos, las sacamos del horno y dejamos enfriar.


10 comentarios:

  1. Que guapi y rico! Lo del pan tienes razón, el olor a pan recién horneado es una delicia!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Lorena!. Si te animas a hacerlas, avísame :-)

      Eliminar
  2. Esta receta es super. Gracias sory asi es facil hacerla con tus explicaciones.
    Carmen

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Animate a hacerlas que están muy buenas!

      Eliminar
  3. Si quieres, las chicas de AFA estamos dispuestas a hacer cata de tus postres... Si te sobra un cachito de brioche dile a Sole q nos lo traiga ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo encantada de que seáis mis catadoras oficiales ;-). No te preocupes que lo próximo que haga os lo mando.
      Un beso!

      Eliminar
  4. ¿Cuantas salen más o menos con esas cantidades?.

    A ver si con un poco de suerte las mías tienen tan buena pinta como las tuyas.

    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con estas cantidades yo dividí la masa en 6 bolitas. Las trenzas median entre 15/20 cm. Si quieres trenzas más pequeñas divide la masa en más partes.
      Seguro que te quedan genial!
      Besos

      Eliminar
  5. Pero qué maravilla! te ha quedado estupenda y muy apetecible!

    ResponderEliminar