domingo, 29 de septiembre de 2013

¿Y si hago... TARTA DE ZANAHORIA (CARROT CAKE) ?


¡BIENVENIDO OTOÑO!. Hace una semana que hizo su aparición de una manera algo tímida y sin apenas ruido, de hecho esta semana ha seguido siendo bastante veraniega y me he encontrado todas las mañanas mirando al cielo esperando esos super diluvios que nos decían los hombres del tiempo. Pero parace que, por fin, se le ha quitado la timidez y oficialmente se encuentra entre nosotros para quedarse unos mesecitos.


En este primer fin de semana otoñal hemos celebrado el cumpleaños de mi suegro. A parte de que mi suegro es el catador oficial de mis postres ¡que paciencia tiene!, creo que me teme cada vez que digo que estoy probando alguna receta porque sabe que gran parte de ella, sino es entera, irá a parar a su estómago.
Eso sí, nunca se queja y todo le gusta, así que yo tan contenta de tener un catador tan bueno, porque como seguramente nos pasa a la mayoría, siempre tienes inseguridades sobre las recetas y piensas que no esta lo suficientemente bien, pero oye... es verle probarla y decirme que está buenísima y me levanta el ánimo. Además siempre pienso que si estuviera mala, y por mucho que quiera llevarse bien con su nuera para que cuide bien a su hijo, no se lo comería ¿verdad? :-P


Para esta vez decidí hacer tarta de zanahoria o carrot cake y fue todo un acierto. He intentado buscar el origen de este pastel o tarta pero no hay mucho, los primeros libros de cocina que hacen referencia al uso de zanahoria en pasteles son del siglo XIX. Los historiadores de alimentos creen que nuestra versión más moderna de este pastel probablemente descienda del pudin de zanahoria medieval que disfrutaban los ciudadanos europeos. Durante la época medieval el azúcar y otros edulcorantes eran difícil o caros de encontrar, por eso lo sustituían con zanahorias, remolacha o calabazas dándoles ese toque dulce.


Como no he encontrado mucho sobre su origen, pues os cuento un poco los beneficios de la zanahoria y así mi suegro no se sentirá tan mal cuando vaya al gimnasio y quiera quemar la tarta que se ha comido.
  • Contiene sustancias naturales que bloquean la absorción del colesterol y ayudan a depurar la sangre.
  • El consumo de zanahoria, puede ser muy importante para tratar la ceguera nocturna y la fotofobia.
  • Es un vegetal ideal para preparar mascarillas caseras.
  • Favorece la formación de glóbulos rojos previniendo de esta manera la anemia y la disminución de defensas.
  • La zanahoria es una gran aliada de la vista, ayuda a prevenir la degeneración macular así como a mantener la agudeza visual.
  • Es un alimento con muy bajas calorías, mucha fibra y poco o nada de grasas. Brinda saciedad.
  • Tienen un alto contenido en fibra soluble por lo que son buenas para combatir el estreñimiento.
  • Regula los trastornos digestivos como las diarreas.
  • Tiene grandes propiedades antioxidantes.
La lista podría ser infinita así que esta claro que esta tarta es sana, sana, sana ^_^ ¡ Suegro, puedes comer todo lo que quieras, no te preocupes!

Bueno os dejo la receta, es un bizcocho muy ligero, con un sabor muy peculiar y bastante esponjoso. La crema de queso se complementa perfectamente con él.
Si os animáis a hacerla espero que os guste tanto como a nosotros.


¡ Un besazo enorme!

Sory

TARTA DE ZANAHORIA "CARROT CAKE" (2 moldes de 18 centímetros o 3 moldes de 15 cm)
  • 140 ml de aceite de girasol
  • 200 gr de azúcar moreno
  • 3 huevos grandes
  • 90 gr de nueces finamente picadas
  • 320 gr de zanahorias peladas y ralladas
  • 280 gr de peras conferencia peladas y picadas
  • 290 gr de harina todo uso
  • 3/4 de cucharadita de bicarbonato
  • 3/4 de cucharadita de levadura química
  • 3/4 de cucharadita de canela en polvo
  • 1/2 cucharadita de jengibre
  • 1/4 de cucharadita de nuez moscada
  • 2 cucharaditas de extracto de vainilla
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 125 ml de agua hirviendo
CREMA
  • 120 gr de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
  • 125 gr de queso crema
  • 300 gr de azúcar glass
PREPARACIÓN
  1. Precalentamos el horno a 170º con calor arriba y abajo sin ventilador.
  2. Tamizamos la harina, bicarbonato, levadura, canela, jengibre, nuez moscada y sal. Reservamos.
  3. Batimos el azúcar moreno y el aceite.
  4. Añadimos de uno en uno los huevos hasta conseguir una crema espesa. No añadiremos el siguiente huevo hasta que esté bien integrado el anterior.
  5. Añadimos la zanahoria, la pera, el agua y extracto de vainilla. Batimos hasta que se incorporen completamente.
  6. Agregamos los ingredientes secos en dos partes, batiendo a velocidad baja. Recuerda no batir mucho si no el bizcocho quedará apelmazado.
  7. Por último añadimos las nueces, integrándolas con movimientos envolventes mediante una cuchara o espátula.
  8. Horneamos durante 45 - 50 minutos o hasta que pinchemos un palito en el centro y salga seco.
  9. Dejamos enfriar dentro del molde sobre una rejilla. Una vez el molde este templado, desmoldamos y que siga enfriando sobre la rejilla.
  10. Ahora preparamos la crema, para ello primero tamizamos el azúcar glass.
  11. Batimos la mantequilla junto al azúcar a velocidad máxima hasta conseguir una crema esponjosa y blanca.
  12. Añadimos el queso y seguimos batiendo a velocidad máxima hasta que este totalmente integrado.
MONTAJE
  1. Nivelamos los dos bizcochos con una lira o bien con un cuchillo de sierra.
  2. Untamos un poco de crema sobre la base de cartón o plato sobre la que irá la tarta.
  3. Ponemos boca abajo el primer bizcocho y echamos una capa generosa de crema. No importa que se salga por los lados.
  4. Ponemos el otro bizcocho también boca abajo y volvemos a echar una capa generosa de crema. 
NOTAS
  • Yo utilicé peras, pero puedes usar piña en su jugo, higos, melocotón... lo que más te guste.
  • Si no vas a usar la crema al momento, métela en la nevera. Cuando la vayas a usar le das un golpe de batido.
  • Conservar la tarta en la nevera (por el queso).
  • Puedes hacer la decoración que más te guste, yo hice ondas con la espátula.
  • Horneé los bizcochos la noche anterior, los envolví en papel film y los deje a temperatura ambiente.

6 comentarios:

  1. Si parece que al tener zanahoria se siente uno menos culpable de comerla jajajaj.
    Pero el sabor no es muy fuerte? LA combinación con los ingredientes dulces igual es algo rara no?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! Puede parecer raro y a mi me paso lo mismo hasta que la probe y me encanto! :-) la zanahoria le da un sabor especial pero te puedo asegurar que no te va a dar la sensación de que estas comiendo una zanahoria jejejejej, además las especias ayudan muchísimo también a darle ese sabor tan rico que tiene.
      Para que se te quite la duda, la mejor manera es haciendo jajajaja ;-)
      Un besazo enorme

      Eliminar
  2. La hice siguiendo todos los pasos y sin embargo la textura y esponjosidad no me quedó ni parecida a la de la foto :( La mía parece cruda...y eso que estuvo 60' en el horno.No entiendo por qué, la pinché con un escarbadientes y éste salió limpio, y además por fuera también parece normal, al cortarla parece un budín de pan... ¿Qué pudo haber salido mal?

    ResponderEliminar
  3. La hice siguiendo todos los pasos y sin embargo la textura y esponjosidad no me quedó ni parecida a la de la foto :( La mía parece cruda...y eso que estuvo 60' en el horno.No entiendo por qué, la pinché con un escarbadientes y éste salió limpio, y además por fuera también parece normal, al cortarla parece un budín de pan... ¿Qué pudo haber salido mal?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi me pasó con otro bizcocho por la levadura. Uso sólo Royal o la de Mercadona las del resto de super me van fatal. Saludos

      Eliminar