miércoles, 30 de octubre de 2013

¿Y si hago... BARRITAS DE CALABAZA Y TROCITOS DE CHOCOLATE BLANCO?


¡¡HOCUS POCUS!! ¡¡¡Ya está aquí Halloween!!!. Si cuando yo era pequeña (no me llaméis abuela cebolleta, eh???) me llegan a preguntar "¿qué es Halloween?" les hubiera respondido... "ahhh has dicho una palabrotaaaa, se te va a caer la lengua" y como mucho, como mucho y con muchísima imaginación habría dicho que era el nuevo juego para la game boy o un nuevo personaje de Bola de Dragón, ¿¿¿pero qué es ese nombreeeee???. Porque cuando yo era pequeña, Halloween no se conocía ni se celebraba, y ahora raro es no encontrarte con algún lugar lleno de telarañas, calabazas, brujas y fantasmas. Y reconozco que a mi me encanta.


miércoles, 23 de octubre de 2013

¿Y si hago... BROWNIE CLÁSICO?



¡¡AMO EL CHOCOLATE!!

¡Pero además con locura! y me gusta en todas sus formas, apariciones, estados físicos, solo o acompañado, me da igual es perfecto y está tan, tan, tan bueno.

Soy adicta. 

Podría alimentarme solo de chocolate, aunque creo que he oído un rumor de que no seria muy sano pero no me hagáis mucho caso :-P


El domingo me dio un ataque, como muchos otros días, y necesitaba comer chocolate fuese como fuese. Era cuestión de vida o muerte y me estado anímico dependía de eso ¿lo entendéis, verdad? ^_^


domingo, 13 de octubre de 2013

¿Y si hago...SHEKERBURA?


¡¡ESTOY INDIGNADA!! y muchoooooooooooooooooooooooooooo.....

Seguro que a vosotros os ha pasado alguna vez y estoy segurísima de que me comprenderéis y que os habréis indignado tanto como yo en alguno otro momento similar al que os voy a contar. Pongamos que seguís una serie de televisión cualquiera, que aunque has madrugado y llegues cansada aguantas para poder verla, te tragas los anuncios que solamente duran " 6 minutos" (¡como si 6 minutos fueran pocos!), te mantienes despierta hasta las 00:30 que termina y también soportas el sueño que tienes al día siguiente y todo porque te gusta mucho y estas enganchada.


Hoy he visto los dos últimos capítulos de esa serie cualquiera que sigo, pensando que seria el final definitivo y ¿¿¿sabéis con que cara me he quedado???? CON UNA CARA DE TONTA QUE NO ME LO CREÍA NI YO, la mandíbula me llegaba hasta el suelo. No os voy a decir que serie es  por si alguno la seguís y todavía no lo habéis visto pero ¡¡ ¿¿CÓMO NARICES PUEDE SER ESE EL FINAL??!! o lo que es peor ¿¿CÓMO PUEDEN ANUNCIARLO COMO EL FINAL??. Mira que me avisaron que podía suceder cualquier cosa porque hay un productor de la serie "Perdidos", y todos sabemos la crítica que ha tenido el último capítulo de Perdidos,  pero no hice caso y empecé a verla.... El único consuelo que me queda es que hay segunda temporada ¿pero cuándo? ¡No se sabe! y ahora ¿cuánto tiempo tendremos que esperar?. A que ahora entendéis porque me indigno ¿verdad? juegan con nuestros sentimientos, ¡ malditos productores!


Sé que lo que os cuento no tiene nada que ver con recetas, ni postres, ni nada pero tenia que desahogarme,  y ahora si que de verdad voy con al receta ^_^. Cuando la vi en el blog de La receta de la felicidad me encantó y me he animado a hacerla, aunque he añadido pequeñas modificaciones. Me parece bastante sencilla en cuanto a ingredientes, no tanto por su montaje y decoración pero os animo a que la hagáis, no os defraudará.
Como explica SandeeA, el Shekerbura es un postre típico de Azerbaiyán que junto al pakhlava se elabora para la llegada de El Novruz.  Novruz significa "nuevo día", es una fiesta que se celebra el 21 de marzo de cada año, marcando el inicio de la primavera, el despertar de la naturaleza y el resurgimiento de la vida.
Para la preparación del shekerbura las familias y vecinos se reúnen en las casas y es todo un trabajo en equipo. Lo que realmente lo hace especial es su decoración realizada con un tipo de pinzas llamadas maggash, la decoración más tradicional es el jinaghi que es un patrón de un árbol de pino en forma de V, pero con estas pinzas también se pueden hacer patrones más sencillos como iniciales, flores, árboles o nombres. Si no tienes maggash, se deja la parte superior sin decorar y después de horneado espolvorear con azúcar glass.

A mí me han parecido deliciosos y muy entretenidos a la hora de hacerlos. Como yo no tenía ni maggash ni crimpers, probé la opción que da SandeeA de hacerlo con las pinzas de depilar (previamente limpiadas, eh? jejejeje), pero aunque lo conseguí hacer y me llevo bastante tiempo, no sé si no lo marque suficiente o que sucedió, pero cuando lo metí en el horno y empezó a crecer, los dibujitos fueron desapareciendo y no quedo el rastro de ninguno.

Pues termino con el post de desahogo de hoy y os dejo la receta, espero que os guste ;-)


¡Miles de besos!

Sory

Pd: Me he comido como 5 shekerburas mientras veía la serie jejejeje ¡tened cuidado con ellos!

SHEKERBURA (24 unidades)

PARA LA MASA
  • 500 gr de harina todo uso
  • 1 huevo grande
  • 250 gr de mantequilla fria cortada en trocitos
  • 120 ml de agua
PARA EL RELLENO
  • 300 gr de almendra molida
  • 225 gr de azúcar glacé
  • 45 ml de agua
  • 1/2 cucharada de agua de azahar (opcional)
PREPARACIÓN
  1. Comenzamos preparando la masa. Mezclamos todos los ingredientes hasta conseguir una masa homogénea y nada pegajosa.
  2. Dividimos la masa en 24 bolitas y las guardamos en el frigorífico tapadas con papel film durante 1 hora o dos.
  3. Ahora preparamos el relleno. En un cuenco mezclamos con un tenedor la almendra con el azúcar, agua y agua de azahar, tapamos con film transparente y reservamos.
  4. Precalentamos el horno a 180º.
  5. Sacamos las bolitas del frigorifico y comenzamos a darles forma.
  6. Estiramos la bolita con un rodillo. Con un cortapastas redondo o con un platito de café, cortamos en círculo la masa.
  7. Rellenamos el círculo con un par de cucharadas de relleno y cerramos presionando con los dedos dándole forma de empanadilla.
  8. Ahora empieza la decoración. Primero tenemos que hacer la decoración del borde llamado "repulgue". Esto es algo complicadillo pero es cuestión de práctica y de hacerlo despacito. Hay que plegarlo poco a poco hacia dentro y presionando con las yemas de los dedos, os dejo un video donde se ve perfectamente y donde también podréis ver como se hace el jinaghi.
  9. Vamos dejando las empanadillas sobre una bandeja de horno previamente forrada con papel de hornear y tapadas con papel film, así evitaremos que se sequen hasta que terminamos todas.
  10. Cuando ya estén listos los shekerburas, horneamos durante 30 minutos.
  11. Sacamos del horno y dejamos enfriar.
  12. Sino los has decorado, recuerda espolvorear azúcar glacé antes de servir.
NOTAS
  • Puedes utilizar otro fruto seco como por ejemplo nueces o avellanas.
  • En vez de agua de azahar puedes poner cardamomo.
  • La masa no es dulce ni salada por lo que puedes probar otros rellenos, yo por ejemplo hice alguna con compota de manzana y nutella.
  • Puedes conservarlas durante varios días en un recipiente hermético.

domingo, 6 de octubre de 2013

¿Y si hago...APPLE PIE?



 Como habéis podido comprobar, por las recetas que llevo en el blog, tengo una pequeña obsesión con los postres americanos ^_^ y por supuesto no podía faltar entre ellas el postre por excelencia: APPLE PIE
Al igual que sucede con otros postres americanos su origen es europeo. Una de las primeras referencias a la tarta de manzana aparece en Inglaterra, en el libro de cocina The forme of cury   editado en 1391 por los cocineros de Ricardo II de Inglaterra, este libro cita una receta de tarta de manzana llamada tartys in applis, nos cuenta que los ingredientes a incorporar encima de la masa son manzanas, peras, higos y uvas pasas, este relleno se teñía con azafrán y se tapaba con otra capa de masa.
A partir del siglo XVI los colonos británicos comenzaron a llevar la receta al otro lado del Atlántico a países como EEUU convirtiéndose en un postre muy popular y llegando a ser en la actualidad un  símbolo indiscutible de la cultura norteamericana.


Creo que la parte más complicada de esta tarta es la masa. Se trata de una especie de masa quebrada, la cual hay que intentar manejar poco, no dejarla muy fina porque entonces se desmontará entera y tampoco muy gruesa porque parecerá que estamos comiendo una tarta de masa quebrada y no de manzana. Lo importante de la masa también es que todos los ingredientes estén fríos.
Una señal de que hemos trabajado y horneado bien la masa es que en la parte de arriba se levanten trocitos como si se desmenuzara (en la parte superior de la foto podéis ver a lo que me refiero).


Otro señal de que ya está lista es cuando el jugo  de dentro empieza a salir por las aberturas de la masa, vuestro pie empezará a gotear y esto será la señal de que está horneada por dentro, pero no valen que sean unas pocas gotitas sino que tenéis que ver que sale con ganas jejeje. En la foto de arriba podéis ver la zona por la que se salió en mi tarta.


Algo también a tener en cuenta a la hora de hacer este pie es el molde, tiene que ser un molde en el que las paredes estén ligeramente inclinadas hacia fuera. Esto es importante porque a la hora de poner la base las paredes inclinadas hace que la masa no se escurran hacia abajo. Yo los encontré en Taste of America y he visto que Pirex también tiene un molde que puede servir, aunque si no lo encontráis no pasa nada, tened mas cuidado a la hora de montarla y ya está ;-).

No es una tarta que tenga un corte perfecto para que tus invitados hagan ohhhhh cuando lo pones en el plato, pero os puedo asegurar que cuando prueben el primer bocado les encantará y les resultará delicioso. 

Os dejo la receta, aunque es algo larga no os preocupéis porque es muy fácil y comeros un trocito de ella  templada con una bola de helado os recompensará el esfuerzo de hacerla, os lo aseguro.


¡ Feliz semana a todos y besazosssss!

Sory

APPLE PIE (Molde 23 cm aproximadamente)

PARA LA MASA
  • 270 gr de harina todo uso ( 2 tazas más 2 cucharadas)
  • 125 ml de aceite de girasol (1/2 taza)
  • 1 cucharadita de sal
  • 3 cucharadas de agua fría
  • Varios trozos de mantequilla
PARA EL RELLENO
  • 150 gr de azúcar blanco (3/4 taza)
  • 30 gr de harina todo uso (1/4 taza)
  • 1/2 cucharadita de nuez moscada
  • 1/2 cucharadita de canela en polvo
  • 1/4 cucharadita de sal
  • 6 manzanas Golden 
PREPARACIÓN
  1. Guardamos la harina de la masa en un recipiente hermético y lo metemos al congelador la noche anterior, no te preocupes que no se congela :-)
  2. Pelamos las manzanas y las cortamos en rodajas finas.
  3. Mezclamos la harina, nuez moscada, canela y sal. Se lo incorporamos a las rodajas de manzanas y mezclamos muy bien, yo lo hice con las manos :-). Lo reservamos para vayan soltando las manzanas su jugo.
  4. Ahora toca hacer la masa. Cogemos la harina y le incorporamos el aceite, empezamos a mezclar con un tenedor haciendo movimientos giratorios, NUNCA, NUNCA, NUNCA aplastando. Nos tienen que quedar bolitas de distintos tamaños.
  5. Sacamos el agua de la nevera y lo añadimos a la mezcla, seguimos haciendo movimientos giratorios para que se incorpore a las bolitas.
  6. Cogemos las bolitas, las juntamos y formamos una gran bola. Esta bola la dividimos en dos mitades.
  7. Ponemos un trozo de papel de horno sobre la mesa, encima la primera mitad de masa y la tapamos con otro trozo de papel. Empezamos a estirar con el rodillo hasta crear una plancha de algo más que el ancho del molde.
  8. Quitamos el papel de encima y colocamos la masa en el fondo del molde CON MUCHO CUIDADO y quitamos también con mucho cuidado el otro papel de horno.
  9. Nos quedará masa que sobresale del filo del molde (si es mucho lo cortamos) con ella la doblamos con cuidado y metemos hacia dentro.
  10. Rellenamos el pie con la mezcla de las manzanas que teníamos reservada y ponemos unos trocitos de mantequilla por encima.
  11. Hacemos la misma operación de estirado con la otra mitad de masa que nos quedaba. Colocamos con MUCHISIMO CUIDADO sobre el relleno.
  12. Nos volverá a sobresalir parte de la masa por el borde, lo doblamos hacia dentro y presionamos bien para que no queden ranuras por las que se pueda abrir la tarta al hornear.
  13. Ahora le damos forma bonita al borde, para eso damos un pellizco a un trocito de la masa y con el dedo indice de la otra mano apretamos, jejeje es complicado explicarlo, así que os dejo el enlace donde se ve como se hace (a partir del minuto 8), si esta manera no os sale os dejo otra forma de hacerlo (a partir del minuto 11).
  14. Por último hacemos unas pequeños cortes en el masa para dejar que salga el vapor del pie en el horno.
  15. Precalentamos el horno a 200º con calor arriba y abajo y sin ventilador.
  16. Horneamos durante 1 hora hasta que la masa esté dorada y que el jugo empiece a salir.
  17. Sacamos del horno y dejamos enfriar por lo menos 15 minutos antes de cortar.
NOTAS
  • Podemos congelarlo sin hornear (máximo 6 meses), hay que envolverla primero en papel film y después en papel de aluminio. Cuando queramos consumirlo lo sacamos directamente del congelador y al horno.
  • Una vez cocinado aguanta 3 - 4 días en la nevera.
  • Si vemos que los bordes empiezan a dorarse lo tapamos con papel de aluminio por encima. El papel lo quitaremos 10 minutos antes de que finalice el horneado.
  • Puedes hacer una mezcla de azúcar y canela y ponerla por encima antes de hornear.
  • Los americanos lo comen con queso cheddar derretido por encima, esto es a gusto del consumidor ;-)
  • Podemos hacer el relleno de melocotón, fresas, frutas del bosque..... de lo que os apetezca.
  • La masa quebrada que venden hecha no sirve, aunque que hacemos se parece a la quebrada no es lo mismo, la nuestra no lleva huevo. Tampoco sirve el hojaldre.
  • Si la meteis en la nevera, antes de consumirla dar a cada porción un toque en el microondas para que temple.