domingo, 13 de octubre de 2013

¿Y si hago...SHEKERBURA?


¡¡ESTOY INDIGNADA!! y muchoooooooooooooooooooooooooooo.....

Seguro que a vosotros os ha pasado alguna vez y estoy segurísima de que me comprenderéis y que os habréis indignado tanto como yo en alguno otro momento similar al que os voy a contar. Pongamos que seguís una serie de televisión cualquiera, que aunque has madrugado y llegues cansada aguantas para poder verla, te tragas los anuncios que solamente duran " 6 minutos" (¡como si 6 minutos fueran pocos!), te mantienes despierta hasta las 00:30 que termina y también soportas el sueño que tienes al día siguiente y todo porque te gusta mucho y estas enganchada.


Hoy he visto los dos últimos capítulos de esa serie cualquiera que sigo, pensando que seria el final definitivo y ¿¿¿sabéis con que cara me he quedado???? CON UNA CARA DE TONTA QUE NO ME LO CREÍA NI YO, la mandíbula me llegaba hasta el suelo. No os voy a decir que serie es  por si alguno la seguís y todavía no lo habéis visto pero ¡¡ ¿¿CÓMO NARICES PUEDE SER ESE EL FINAL??!! o lo que es peor ¿¿CÓMO PUEDEN ANUNCIARLO COMO EL FINAL??. Mira que me avisaron que podía suceder cualquier cosa porque hay un productor de la serie "Perdidos", y todos sabemos la crítica que ha tenido el último capítulo de Perdidos,  pero no hice caso y empecé a verla.... El único consuelo que me queda es que hay segunda temporada ¿pero cuándo? ¡No se sabe! y ahora ¿cuánto tiempo tendremos que esperar?. A que ahora entendéis porque me indigno ¿verdad? juegan con nuestros sentimientos, ¡ malditos productores!


Sé que lo que os cuento no tiene nada que ver con recetas, ni postres, ni nada pero tenia que desahogarme,  y ahora si que de verdad voy con al receta ^_^. Cuando la vi en el blog de La receta de la felicidad me encantó y me he animado a hacerla, aunque he añadido pequeñas modificaciones. Me parece bastante sencilla en cuanto a ingredientes, no tanto por su montaje y decoración pero os animo a que la hagáis, no os defraudará.
Como explica SandeeA, el Shekerbura es un postre típico de Azerbaiyán que junto al pakhlava se elabora para la llegada de El Novruz.  Novruz significa "nuevo día", es una fiesta que se celebra el 21 de marzo de cada año, marcando el inicio de la primavera, el despertar de la naturaleza y el resurgimiento de la vida.
Para la preparación del shekerbura las familias y vecinos se reúnen en las casas y es todo un trabajo en equipo. Lo que realmente lo hace especial es su decoración realizada con un tipo de pinzas llamadas maggash, la decoración más tradicional es el jinaghi que es un patrón de un árbol de pino en forma de V, pero con estas pinzas también se pueden hacer patrones más sencillos como iniciales, flores, árboles o nombres. Si no tienes maggash, se deja la parte superior sin decorar y después de horneado espolvorear con azúcar glass.

A mí me han parecido deliciosos y muy entretenidos a la hora de hacerlos. Como yo no tenía ni maggash ni crimpers, probé la opción que da SandeeA de hacerlo con las pinzas de depilar (previamente limpiadas, eh? jejejeje), pero aunque lo conseguí hacer y me llevo bastante tiempo, no sé si no lo marque suficiente o que sucedió, pero cuando lo metí en el horno y empezó a crecer, los dibujitos fueron desapareciendo y no quedo el rastro de ninguno.

Pues termino con el post de desahogo de hoy y os dejo la receta, espero que os guste ;-)


¡Miles de besos!

Sory

Pd: Me he comido como 5 shekerburas mientras veía la serie jejejeje ¡tened cuidado con ellos!

SHEKERBURA (24 unidades)

PARA LA MASA
  • 500 gr de harina todo uso
  • 1 huevo grande
  • 250 gr de mantequilla fria cortada en trocitos
  • 120 ml de agua
PARA EL RELLENO
  • 300 gr de almendra molida
  • 225 gr de azúcar glacé
  • 45 ml de agua
  • 1/2 cucharada de agua de azahar (opcional)
PREPARACIÓN
  1. Comenzamos preparando la masa. Mezclamos todos los ingredientes hasta conseguir una masa homogénea y nada pegajosa.
  2. Dividimos la masa en 24 bolitas y las guardamos en el frigorífico tapadas con papel film durante 1 hora o dos.
  3. Ahora preparamos el relleno. En un cuenco mezclamos con un tenedor la almendra con el azúcar, agua y agua de azahar, tapamos con film transparente y reservamos.
  4. Precalentamos el horno a 180º.
  5. Sacamos las bolitas del frigorifico y comenzamos a darles forma.
  6. Estiramos la bolita con un rodillo. Con un cortapastas redondo o con un platito de café, cortamos en círculo la masa.
  7. Rellenamos el círculo con un par de cucharadas de relleno y cerramos presionando con los dedos dándole forma de empanadilla.
  8. Ahora empieza la decoración. Primero tenemos que hacer la decoración del borde llamado "repulgue". Esto es algo complicadillo pero es cuestión de práctica y de hacerlo despacito. Hay que plegarlo poco a poco hacia dentro y presionando con las yemas de los dedos, os dejo un video donde se ve perfectamente y donde también podréis ver como se hace el jinaghi.
  9. Vamos dejando las empanadillas sobre una bandeja de horno previamente forrada con papel de hornear y tapadas con papel film, así evitaremos que se sequen hasta que terminamos todas.
  10. Cuando ya estén listos los shekerburas, horneamos durante 30 minutos.
  11. Sacamos del horno y dejamos enfriar.
  12. Sino los has decorado, recuerda espolvorear azúcar glacé antes de servir.
NOTAS
  • Puedes utilizar otro fruto seco como por ejemplo nueces o avellanas.
  • En vez de agua de azahar puedes poner cardamomo.
  • La masa no es dulce ni salada por lo que puedes probar otros rellenos, yo por ejemplo hice alguna con compota de manzana y nutella.
  • Puedes conservarlas durante varios días en un recipiente hermético.

No hay comentarios:

Publicar un comentario