domingo, 16 de marzo de 2014

¿Y si hago.... ROLLOS ESPECIADOS?


Les he declarado mi amor incondicional, os lo confieso, y además por siempre.

Y me preguntaréis: ¿Por qué, si sólo son unos simples rollitos especiados?. Pues sí, sólo son unos simples y típicos rollos especiados, pero si os animáis a hacerlos entonces me comprenderéis y os uniréis conmigo a este amor eterno hacia los rollitos ^_^


Quizás he caído rendida ante ellos, por lo fácil que es hacerlos, por el olor que desprenden cuando están en el horno, por la mezcla de especias, por su esponjosidad y sobre todo, sobre todo por la explosión de sabor que sientes cuando das el primer mordisco. Es un sabor intenso pero a la vez suave y aterciopelado, me resulta difícil describirlo, pero lo que si que me pasó, y no sé si a vosotros os ha sucedido lo mismo alguna vez, es el comenzar a salivar en el momento que tienes el primer trocito dentro de la boca (reacción típica cuando algo me gusta mucho). Lo único que era capaz de artícular con toda la boca llena es "¡increible!"



Aunque los americanos son especialistas en hacer dulces de diez, y los rollos o "cinnamon rolls" les salen de maravilla, esta delicia tienen su origen en Suecia. Allí se hace un producto similar llamado Kanelbulle (bollo de canela), incluso el 4 de octubre celebran su día. Una imagen que me viene a la cabeza es de la peli de American Beauty, pero en vez de caer pétalos de rosa caen rollos :-O

La receta que yo he hecho es de Alma Obregón y de verdad, aunque veáis que tiene muchos pasos, que no os eche para atrás porque os prometo que no es nada complicada y luego tiene su merecida recompensa. Son irresistibles, su sabor es único y tienen una miga muy tierna. Y lo mejor, lo mejor, lo mejor es comerlos calentitos, os conquistarán.

Bueno, no me deshago más en halagos hacía ellos y os dejo con la receta :-)


¡¡¡Miles de besos!!!!

Sory

ROLLOS ESPECIADOS (12 rollos aproximadamente)

Masa
  • 675 gramos de harina 
  • 7 gramos de levadura seca
  • 250 ml de leche
  • 75 gramos de mantequilla
  • 75 gramos de azúcar blanco
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 3 huevos grandes
Relleno
  • 5 cucharaditas de canela
  • 2 cucharaditas de clavo molido
  • 1 cucharadita de nuez moscada
  • 2 cucharaditas de anís en polvo
  • 1 cucharadita de jengibre en polvo
  • 150 gramos de azúcar moreno
  • 35 gramos de harina
  • 120 gramos de mantequilla fria
Glaseado
  • 50 gramos de azúcar glas
  • 2 cucharadas de nata líquida
  • 2 cucharaditas de agua

PREPARACIÓN

Masa
  1. Ponemos en el recipiente de la batidora la mitad de harina con toda la levadura. Reservamos.
  2. Calentamos la leche con la mantequilla, sal y azúcar, poco a poco, hasta que esté todo integrado, TEN CUIDADO no puede hervir.
  3. Con la mezcla que teníamos reservada de ingredientes secos, comenzamos a batir a velocidad baja mientras incorporamos poco a poco los líquidos.
  4. Sin dejar de batir (velocidad baja), añadimos los huevos de uno en uno. Recuerda, los batimos un poquito antes de agregarlos.
  5. Cuando esté todo bien mezclado, batimos durante 3 minutos a velocidad máxima.
  6. Ponemos el gancho para masas y añadimos el resto de harina, batiendo a velocidad media-baja  (Si no tienes gancho, no pasa nada, puedes sacar la masa del bol y amasar a mano mientras añades la harina poco a poco). Batiremos durante 3-5 minutos o hasta que la masa este elástica y no pegajosa.
  7. Cogemos un bol grande, untado con un poco de aceite, y ponemos la masa. Lo tapamos con papel film y dejamos reposar en un lugar calentito (22º) durante 1 hora y media o 2 horas, hasta que doble su volumen.
Relleno
  1. Mezclamos bien todas las especias. Reservamos.
  2. Troceamos la mantequilla en daditos muy muy pequeños.
  3. Mezclamos el azúcar moreno, harina, trocitos de mantequilla y 1 cucharada y 1/2 de la mezcla de especias. Lo haremos con un par de cuchillos o tenedores, hasta que se quede como migas.
Montaje
  1. Cuando haya doblado su tamaño, cogemos la masa, la aplastamos con el puño para que pierda el aire y la dejamos reposar 10 minutos.
  2. Enharinamos la superficie sobre la que estiraremos la masa haciendo un cuadrado de unos 30 cm x 30 cm aproximadamente.
  3. Esparcimos el relleno por encima y enrollamos. Pegaremos la parte final de rollo con un poco de nata para montar, evitando que se desenrolle.
  4. Cortamos en 12 rodajas o en las que puedas, que sean de un dedo de ancho aprox. Las vamos colocando sobre una fuente de horno, engrasada un poco previamente.
  5. Los dejamos reposar de nuevo una hora o hasta que doblen su tamaño.
  6. Precalentamos el horno a 190º.
  7. Pintaremos, con mucho cuidado, con nata para montar nuestros rollos y hornearemos durante 25 - 30 minutos, hasta que los pinchemos y salgan secos. Si ves que se doran mucho, pon papel de aluminio por encima.
  8. Antes de servirlos, prepararemos el glaseado mezclando todos los ingredientes y lo echamos sobre los rollos.
NOTAS
  • Una vez cortados y colocados en la fuente, podemos refrigerarlos para comerlos al día siguiente. Solamente los dejaremos a temperatura ambiente durante 30 minutos y después horneamos.
  • Puedes añadir a la masa, pasas, quedarán riquísimos.
  • Si ves que el glaseado está muy espeso, añádele un pelín más de agua.



No hay comentarios:

Publicar un comentario