lunes, 19 de mayo de 2014

¿Y si hago... HELADO DE KIT KAT?


¡¡¡AL RICO, AL RICO HELADO OIGA!!!

¿Os acordáis cuándo veíais que estaban poniendo el quiosco de Camy o Frigo en vuestra plaza?. Eso sólo podía tener un significado: el verano estaba a punto de llegar y olía a vacaciones. Y... ¿os acordáis de la sensación cuándo os comíais el primer helado del verano? Guuuaaaauuuuu era indescriptible. Habías estado todo el año esperando, porque, claro, tu madre no te dejaba comer helado en otra época que no fuera verano por te ponías malo, y allí estabas tú, frente al quiosquero y su cartel con la nueva alineación para ese año. Te alegrabas de ver a los clásicos de siempre como el Frigopié o se te ponían los ojos como platos con las nuevas apuestas para esta temporada ¡el calipo de lima-limón!. Era entonces, cuando te volvías loco porque no sabías cuál escoger y te podías estar más de media hora mirando el cartel con la boca abierta sin llegar a decidirte.... ayyyy que recuerdos más entrañables :-)





Pero por suerte, todo esto cambió. Nuestras madres dejaron de llevarse las manos a la cabeza si nos veían comer helado en pleno diciembre y los supermercados comenzaron a vender helados todo el año, siendo todo un éxito. Pero... ¿cómo no iba a ser un éxito? ¡Si el helado es el mejor invento del mundo!

domingo, 11 de mayo de 2014

¿Y si hago...TARTA DE CHOCOLATE Y MERENGUE CON AVELLANAS?


Hoy escribo este nuevo post muy emocionada y con un chute de energía y positivismo en el cuerpo enorme.
Esta mañana se ha celebrado en Madrid La Carrera de la Mujer y ¡ha sido una pasada!. Es el primer año que voy y estoy segura de que seguiré repitiendo los próximos años. 
Éramos una gran marea rosa invadiendo las calles más populares de Madrid, oficialmente ¡¡¡30.000 mujeres!!! pero extraoficialmente éramos muchos más, os lo puedo asegurar. Por el camino me he encontrado con hombres animándonos continuamente, mujeres invidentes que ayudadas por su bastón guía completaban el recorrido, abuelas, hijas y nietas, personas en sillas de ruedas, perros con sus dueños, grupos de amigas, compañeros de trabajo, etc, etc, etc. Daba igual si la hacías corriendo o no, lo importante es que todos estábamos unidos por una misma causa: luchar contra el cáncer de mama... emocionante ¿verdad?. Desde que hemos llegado se respiraba un buen rollo increíble que se ha mantenido durante los 7 kilómetros del recorrido y que en algunos momentos ha sido hasta emotivo. Os pongo una muestra de las fotos que he ido haciendo, las veo de nuevo y me sale una sonrisa enorme de recordarlo.

La carrera se celebra en más ciudades de España, os dejo el enlace por si os animáis a participar, os lo aconsejo 100%, es una experiencia inolvidable y por una buena causa. Así que el post de hoy se lo dedico a las luchadoras que están combatiéndolo y a las vencedoras que le ganaron la batalla.

jueves, 1 de mayo de 2014

¿Y si hago... TARTA DE QUESO Y DULCE DE LECHE SIN HORNO?

 

¡ CUMPLEBLOG FELIZ, CUMPLEBLOG FELIZ, TE DESEAMOS TODOS, CUMPLEBLOG FELIZ!

¡Qué ya hemos cumplido 1 año! ¡Qué ilusión y que contenta estoy!

Me parece mentira que ya haya pasado un año desde la primera publicación, ayyyyy.... ¿por qúe pasa el tiempo tan rápido? no me gusta........ creo que todos necesitamos dos, tres o cuatro vidas más. Pero bueno, como eso todavía no es posible, habrá que exprimir esta al máximo :-)

Con motivo del añito traigo una tarta que os va a encantar y que también es perfecta para hacerla en El Día de la Madre.



Vuelvo al queso, al rico y delicioso queso. Pero esta vez no he dejado que se lleve todo el mérito el sólo, como en el anterior post,  y viene acompañado de un buen amigo, el dulce de leche.

Es muy fácil y rápida de hacer,  la mayor complicación que tiene y que es muy difícil de superar, es no comerse medio bote de dulce de leche. En mi boca aparecieron, sin saber de dónde venían, 4 o 5 cucharadas... misterio que aún no he resuelto :-P

Os tengo que confesar que hice dos tartas y os prometo que no fue para comer yo una entera y que la otra la repartieran entre los demás, sino porque la altura no me convencía... os lo explico. Resulta que cuando ves la receta, no te indica el tamaño del molde y, según las fotos, puedes intuir que es grandecita. Esperas que te quede alta y hermosa y que tenga un cierto parecido en altura a las porciones que, por ejemplo, ves en Starbucks. Pero, cuando viertes todos los ingredientes en tu molde, te das cuenta de que todo parecido con la realidad es mera coincidencia, y tu tarta tiene la altura de como mucho el sandwich que te comes a media mañana.

Así que, al final hice otra en un molde pequeño de 18 centímetros y conseguí lo que quería, que si tuviera que comer esta tarta directamente con las manos, tendría que abrir la boca bastante para poder darle un mordisco. 


Quería daros una última sorpresa antes de despedirme :-)

Para agradeceros el tiempo que dedicáis en leer mis desvaríos, por estar a mi lado, acompañarme en esta aventura y darme fuerzas para seguir horneando, he organizado un sorteo donde el ganador se llevará el libro de "Objetivo: Galleta perfecta" de Alma Obregón. ¿Por qué este libro?: Pues porqué el primer blog que descubrí cuando me animé a hornear mis primeros cupcakes fue el de Alma y me trae muy buenos recuerdos.

Para participar es muy sencillo: únicamente tenéis que hacer click en la imagen del sorteo y allí podréis apuntaros.



Mucha suerte a todos y gracias de corazón por este fantástico año.

¡Miles de besos!

Sory

TARTA DE QUESO Y DULCE DE LECHE SIN HORNO (molde de 18 centímetros)

PARA LA BASE
  • 150 gramos de galletas tipo digestive
  • 75 gramos de mantequilla
NIVEL DE DULCE DE LECHE
  • 250 ml de nata para montar
  • 250 ml de leche entera
  • 250 gramos de dulce de leche
  • 3 sobres de quajada
NIVEL DE QUESO
  • 350 ml de nata para montar
  • 350 gramos de queso crema para untar
  • 40 gramos de azúcar
  • 5 gramos de gelatina neutra en polvo o 6 láminas de gelatina neutra
PREPARACIÓN
  1. Forramos la base del molde con papel de hornear.
  2. Trituramos las galletas y derretimos la mantequilla. Lo mezclamos con una cuchara hasta que parezca arena.
  3. Distribuimos esta mezcla en la base del molde. Para que quede nivelada, nos podemos ayudar con el culo de un vaso o una cuchara. Iremos haciendo presión sobre la mezcla de galletas distribuyendola por toda la base.
  4. Metemos al frigorífico mientras preparamos el resto de la tarta.
  5. Vamos a preparar el primer nivel de dulce de leche. Para ello, ponemos en una cazuela todos los ingredientes y calentamos a fuego lento hasta que hierva. Es MUY IMPORTANTE que no dejes de moverlo en ningún momento porque sino se te pegará al fondo y se quemará. Cuando haya llegado a ebullición (20 minutos aproximadamente), retiramos del fuego y dejamos reposar un par de minutos. Pasado este tiempo, lo añadimos con cuidado sobre el molde. Dejaremos que vaya enfriando a temperatura ambiente.
  6. Ahora preparamos el nivel de queso. Seguiremos los mismos pasos del punto 5: mezclamos todos los ingredientes en una cazuela, excepto la gelatina, y calentamos a fuego lento hasta que hierva. RECUERDA: tienes que moverlo constantemente. Cuando hierva, retiramos del fuego y añadimos el sobre de gelatina, mezclando hasta que esté totalmente disuelto. Si has utilizado láminas, las pondrás en remojo durante 5 minutos en agua fría antes de añadirlas a la mezcla. Dejamos enfriar durante dos minutos y después lo incorporamos a la tarta sobre la capa de dulce leche.
  7. Antes de que enfríe totalmente, haremos la decoración. Coge pequeñas cucharaditas de dulce de leche, ponlas sobre la tarta y con la ayuda de un palillo dale la forma que más te guste.
  8. Dejamos que enfríe a temperatura ambiente y después la tendremos en la nevera como mínimo 6 horas. 
NOTAS
  • Puedes poner los niveles como a ti te guste o incluso hacer tres capas alternando colores.
  • Puedes darle color y sabor a la parte de queso, solo tendrás que añadir gelatina de tu sabor preferido.
  • Lo ideal es consumir esta tarta de un día para otro.